Skip links

El pago que da el pecado es la muerte

Queridos hermanos la paz del Señor esté con ustedes.
Espero que estén bien y cumpliendo las restricciones que nos han sido impuestas por nuestra propia seguridad.
Están en mis oraciones de cada día y confío en que Dios escucha y responderá como tantas veces lo ha hecho, por eso estoy seguro que se mantendrán a salvo del virus que tiene al mundo de rodillas (literalmente). Sigamos adelante pues solo así saldremos de ésta, como verdaderos vencedores. Aprovechemos el tiempo creativamente y cuidemos a los nuestros.
Que Dios los bendiga.
Sobre todo en esta Cuaresma hemos tenido oportunidad de preparamos espiritualmente para celebrar jubilosos la Resurrección de Cristo. Pero no podemos olvidar que para llegar a ese momento glorioso debió padecer hasta morir, porque era la única forma de que nosotros no padeciéramos por nuestros pecados ya que, como dice en Ro 6,23: “El pago que da el pecado es la muerte” y Él que nunca pecó, pagó voluntariamente con su padecimiento hasta la muerte y nos dio a cambio Su vida, plena y abundante. Acepta el sacrificio que realizó por amor a cada uno de nosotros, sobre todo luego de conocer lo que sucedió a su cuerpo por el castigo que recibió.
Descarga el audio con el siguiente enlace:
https://www.sendspace.com/file/tekmxi
Si deseas recibir Faro de Luz semanalmente por WApp, solicítalo por ese medio, enviando un mensaje con tu nombre para agregarte a una lista de distribución al 502- 4229 7192

Leave a comment